Caso Nelidia Villar: La declaración testimonial de familiares de los imputados fue lo más saliente en una nueva jornada de debate

Comparte esta noticia

La declaración testimonial de familiares de los imputados fue lo más saliente en una nueva jornada de debate en el juicio con el que se busca determinar las responsabilidades penales por la muerte de la joven Nélida Villar, ocurrida el 7 de mayo de 2013, al pie del cerro San Ceferino, en Malargüe. Esta instancia judicial tiene como imputados a Abel Vázquez y Lucía Carrasco, una pareja que conocía a la vícti-ma y que, al día de hoy, vive frente a la familia Villar. Vázquez está acusado de homi-cidio agravado por el vínculo -ya que se ha establecido que mantenía una relación oculta con Nelly Villar- y por violencia de género. Mientras que Carrasco, su esposa, se encuentra imputada de homicidio simple u homicidio por emoción violenta, ya que una de las teorías del caso apunta a que habría encontrado a Vázquez y Villar tenien-do relaciones sexuales y luego se habría producido el ataque.

 

El debate se reanuda el lunes en San Rafael y se estima que la próxima semana concluya la etapa de producción y reproducción de pruebas. Luego, el tribunal penal colegiado que integran los jueces Néstor Ariel Murcia, Jorge Yapur Meca y Sergio González, pasarán a valorar toda la prueba volcada para tomar una decisión. Desde el inicio del juicio, además de una gran cantidad de testigos, ha habido varias inspeccio-nes oculares y hasta una reconstrucción hipotética de los hechos en el cerro San Cefe-rino.

 

Qué dijeron los familiares de la pareja imputada

Una hermana de Carrasco y el padre de Vázquez fueron citados a declarar en calidad de testigos esta semana. La palabra de la mujer era esperada, ya que vino a confirmar lo dicho por su hermana en la primera jornada, cuando dijo que el día en que Nelly apareció muerta en el cerro San Ceferino, había pasado la tarde en casa de sus familia-res, tomando mate. “Lucía vino en la tarde a visitarme, llegó cerca de las 17.30 y la trajo Abel en su camioneta gris y ella venía con las dos nenas”, dijo sobre esa tarde. Luego aportó detalles sobre la detención de su hermana. “A Lucía la detienen cuando ella estaba en mi casa. Y cuando detuvieron a Abel, yo le ayudé a cuidar a las nenas. Confío totalmente en mi hermana y mi cuñado. Los dos son excelentes personas, Abel es muy bueno y nunca tuvo agresiones contra Lucía”, dijo al tribunal.

 

Un hombre que tenía un vínculo cercano con el matrimonio que ahora enfrenta las acusaciones, confirmó que Abel Vázquez sostenía una relación con Nélida Villar. “Se veían y se mensajeaban, él me lo contó mucho antes de ocurrido el hecho. Aunque Lucía era celosa, nunca los vi pelearse”, señaló.

 

El padre de Abel Vázquez también habló de la relación entre su hijo y la víctima. “Él me contó en la penitenciaría de que tenía algo con Nélida. Pero no creo que tuviera motivos para hacer algo así, como lo están acusando. Si yo me hubiese enterado de que él era el autor del hecho, yo mismo lo tomaba del brazo y lo entregaba”, afirmó.

 

“Hubo ensañamiento con la víctima”

Un médico forense que estudió las lesiones que presentaba el cuerpo de Nelly Villar dijo ante el tribunal que “sin dudas es un hecho violento en el que hubo ensañamiento. Para mí participó más de una persona y la víctima trató de defenderse”, dijo cuando las partes le preguntaron acerca de una posible hipótesis. “Tenía dos heridas de arma blanca, una de ellas afectó el corazón y los pulmones y la otra herida fue por debajo de la piel. La causa de muerte fue shock hipovolémico”, concluyó. Sobre las posibili-dades de que Nélida Villar haya sido atacada sexualmente, dijo: “hay dos lesiones en la zona inguinal y en la genital, que indicarían que se hicieron en el mismo momento o cuando la persona estaba teniendo relaciones sexuales. La lesión de la ingle era un hematoma por golpearse con algo, un palo, el asiento de la bicicleta o en los movi-mientos propios de una relación sexual. Pero se habría tratado de una relación sexual consentida”.