Desesperada búsqueda de dos hermanos que fueron a cobrar una deuda y desaparecieron

Comparte esta noticia

Franco y Kevin Álvarez salieron el lunes pasado de su casa en Colonia Bombal para cobrar un trabajo de albañilería que habían realizado en Guaymallén. A las 21.30 le avisaron a su madre que estaban por regresar, pero nunca lo hicieron.

Dos jóvenes hermanos que viven en Colonia BombalMaipú, están desaparecidos desde el pasado lunes cuando salieron de su casa para cobrar un trabajo que habían realizado. Desde ese día no se sabe más nada de ellos y sus familiares, entre desesperados y angustiados, radicaron la denuncia correspondiente pero no encuentran motivos para que aun no hayan regresado ni den explicaciones de su ausencia.

Kevin Luciano Álvarez de 18 años y Franco Jesús Álvarez de 28 son los hermanos que el lunes 7 de junio salieron de su casa en Colonia Bombal junto a su madre, tomaron un colectivo junto a su madre hacia Rodeo del Medio y luego siguieron un camino diferente al de la mujer que atraviesa horas de incertidumbre extrema.

Los jóvenes desde Rodeo del Medio se trasladaron hacia Los Corralitos, Guaymallén, porque debían cobrar un trabajo de albañilería que habían realizado. Solo uno de ellos llevaba consigo un teléfono celular, pero en horas de la noche WhatsApp dejó de compartir la última conexión y desde ese momento el contacto con los hermanos desapareció.

Ante la desaparición de sus hijos, Lidia Freites radicó la denuncia correspondiente explicando lo sucedido, pero luego de tres días el caso sigue sin novedades más allá que personal de Investigaciones y del Grupo Halcón están trabajando para dar con el paradero de los hermanos Álvarez.

El correr de las horas no hizo más que aumentar la desesperación de la madre de Franco y Kevin, al igual que la del resto de los familiares de los jóvenes que ahora son intensamente buscados. En diálogo con MDZ, Miguel, el tío de los jóvenes, contó el calvario que está atrvesando su familia y pidió la colaboración para encontrar a sus sobrinos.

«Queremos entender y seguir con las esperanzas. Ya no sabemos qué pensar», comenzó diciendo el hombre visiblemente angustiado por la situación. «Mi hermana los vio por última vez el lunes a las tres de la tarde. Ellos se tomaron otro colectivo y fueron a cobrar un trabajo de albañilería. A las 21.30 mi hermana habló con el más chico y le dijo que estaban esperando a que les pagaran. Esa fue la última comunicación que se tuvo con ellos», relató Miguel.

El celular de Kevin, el hermano más chico, marcó como última conexión en WhatsApp a las 21.47. De ahí en más no se supo más nada de los jóvenes. «Los chicos trabajaban, no mantenían conflictos y si lo han tenido no creo que haya sido tan grave como para llegar a una desaparición. Uno no quiere ni pensarlo», reflexionó el hombre en relación a un inesperado desenlace.

La investigación se encuentra activa y por el momento no se descarta ninguna hipótesis según lo que las propias autoridades le han comunicado a los familiares de los jóvenes desaparecidos, quienes remarcaron la colaboración de la comunidad.

Cualquier dato o aporte que pueda contribuir a esclarecer la desaparición de los hermanos Franco y Kevin Álvarez puede hacerse a los teléfonos 2616 793 442, 2617484784, 261059914 o al 911 de la Policía de Mendoza.

Fuente: Diario MDZ