Después de 17 años hay un condenado por la muerte de Paula Toledo

Comparte esta noticia

El femicidio de la joven ocurrió en San Rafael en 2003. Se sabe que participaron varios hombres, pero este viernes se le dictó sentencia sólo a Marcos Graín, quien se cree fue su «entregador». Le dieron 11 años.

Un tribunal de San Rafael condenó este viernes a Marcos Graín a 11 años de prisión por la muerte de la joven Paula Toledo (19), ocurrida en 2003. Los jueces Néstor Ariel Murcia, Alejandro Celeste y Esteban Vázquez Soaje escucharon las últimas palabras del acusado y tomaron la decisión de condenarlo por el femicidio de la adolescente, que antes de ser ultimada sufrió una violación en grupo. Lo notable del caso es que los otros sospechosos -que estuvieron un tiempo en la mira de la Justicia- están en libertad.

“Entiendo por lo que ha pasado la familia Toledo estos 17 años, me imagino el dolor que han sentido y sé que todo esto les ha arruinado la vida. A mí familia también le arruinaron la vida y nos la siguen arruinando. Por eso pido que se haga justicia”, había dicho Graín al Tribunal.

Durante la semana, también se produjeron los alegatos de clausura. En tres jornadas diferentes, argumentaron posiciones la fiscalía, que solicitó 25 años de prisión para el acusado; la querella –representa los intereses de Nuri Ribotta, la madre de Paula Toledo- que pidió la pena máxima de prisión perpetua; y la defensa, quien planteó la absolución de Graín.

El debate comenzó el 2 de diciembre y contó con más de 70 declaraciones testimoniales y hasta una inspección ocular. Paula, que falleció en la madrugada del 30 de octubre de 2003 en el Barrio sanrafaelino de El Sosneado, tiene hoy un poco más de paz. Aunque el resto de sus agresores siguen sin condena. 

Fuente: MDZ