Judo Social continúa trabajando y formando lazos solidarios

Comparte esta noticia

El profesor judoca Pablo Villarruel contó sobre las últimas donaciones y lazos de amistad que forman con otros lugares del país, donde también el sinónimo común es la solidaridad.

En comunicación con el profesor de la Escuela Municipal de Judo, Pablo Villarruel, nos habló sobre la actualidad de Judo Social y cómo la tarea solidaria que ellos llevan a cabo les permite formar lazos y contactarse con otros lugares del país donde también el sinónimo común es la solidaridad, como es el caso del Comedor “Santa Margarita”, de Ezeiza en Buenos Aires.

Es allí donde Judo Social, en compañía de Paola Raffaelli, una colaboradora incondicional, se hicieron presentes.“Ella tiene un grupo grande que ayuda en distintos lugares a los chicos con la comida y la atención con profesionales de la salud; ellos tienen muchas necesidades”, se refirió Pablo Villarruel sobre Paola y su ayuda al comedor Santa Margarita.

Paola Raffaelli junto a Pablo Villarruel y Judo Social

 

A su vez, contó que realizaron un ‘intercambio de bufandas’, en palabras de Villarruel “la idea fue que los chicos de Buenos Aires  junto a sus familiares las confeccionaron para enviarlas hacia Malargüe; me contacté con el Club Municipal y estuvieron encantados de poder recibirlos”.

 

Según el profesor, además, se donaron pares de botines y recibieron de Paola Raffaelli material como tela y cordones para hacer pecheras, que serán elaboradas con el apoyo del concejal Martín Palma y donadas a Vialidad.

Finalmente resaltó la ayuda del intendente Juan Manuel Ojeda, de la Agencia de Turismo, Cultura y Deporte a cargo de Constanza Segura, Pablo Araujo, director de Deporte Social y Rural y de Luis López, coordinador de Servicios Públicos.