Malargüe: comenzaron las jornadas del juicio por el caso Nélida Villar

Comparte esta noticia
El juicio tan esperado por el caso de Nélida Villar comenzó el pasado 5 de noviembre. Nicolás Galuya junto con Pablo Peñasco declararon y explicaron algunas cuestiones del juicio contra Vázquez y Carrasco por el asesinato de Nélida Villar.
En primer lugar es relevante destacar que la secretaría de información pública más conocida como secretaría de prensa del poder judicial de Mendoza, representados por Nicolás Galuya se encargará de difundir la información sobre el juicio a nivel departamental y provincial.
En este caso y debido a la situación de la pandemia que imposibilita el tener mucha gente dentro de la sala de debate, se contará con una sala aparte en donde cualquier vecino malargüino podrá acercarse, ingresar y presenciar el juicio si así lo desea. Sin embargo, no se transmite en vivo al público debido al código procesal que no permite que un testigo sepa que dijo el testigo anterior, buscando evitar la contaminación de la causa.
Según lo explicado por Galuya, en la inspección ocular en cambio, las personas no se podrán acercar. Podrán verlo solo de lejos o a través de los medios de comunicación que si tendrán autorización de estar presentes en el mismo. Este proceso todavía no tiene fecha ni horario pero se espera que en los próximos días se confirme. A diferencia de esto, las audiencias si tienen fijas su horario de comienzo a las 8:30hs de la mañana. Concluirían a las 18hs aproximadamente, siempre dependiendo de los testigos y su extensión.
Por otro lado, Nicolás de la secretaria de prensa comentó con los testigos fundamentales y urgentes se pone en contacto directamente a través de un teléfono portado por la parte que solicita el testigo. «Si la persona no se puede acercar de manera propia, nosotros lo buscamos con el mobiliario», contó.
A continuación, Galuya explicó de manera general como son las etapas de este nuevo juicio. «Cuando el fiscal ya decide subir a juicio, y el juez le acepta que el caso ya está para ir a juicio, se hacen audiencias preliminares. En ellas, se ponen de acuerdo las partes por la cantidad de testigos», comenzó a relatar.
«Durante el debate puede pasar que surja algún testigo novedoso que sea importante. Si la fiscalía no lo tuvo en cuenta, cualquiera de las partes puede solicitar que se lo contacte porque es una novedad y quizás hasta esa persona es aclaratoria de la causa. Si el juez lo acepta como testigo nuevo, el tribunal se pone a trabajar para ponerse en contacto con la persona», continuó describiendo.
A pesar de que el juicio tenga lugar en Malargüe, el debate finalizará en San Rafael. El día de los alegatos se va a transmitir en vivo para cualquier persona que no pueda asistir al tribunal. Y el día de la sentencia, que puede ser el mismo que el de los alegatos o no, también va a transmitirse en vivo y la prensa se puede acercar al igual que el público en general.
En este tipo de juicios técnicos en donde no hay jurado, el primer paso es realizar una lectura de los hechos en donde el fiscal explica de qué cargos se acusa a cada uno de los acusados. Una vez que se termina esta parte, comienza el debate en donde pasan los testigos citados y cada uno explica que es lo que vió o sabe de la causa. En este momento, según Nicolás, participan familiares, peritos técnicos, médicos, y otras personas.
«Cuando terminan de pasar todos el debate se da por finalizado. Entonces, cada una de las partes presenta los alegatos que son, su teoría de los hechos. Adaptan el caso a su historia y se la explican al juez aplicando los testigos y peritos. Siempre empieza el fiscal, continúa la querella y termina la defensa. Al terminar los alegatos siempre se le preguntan la última palabra a los acusados. La próxima etapa es la deliberación del caso», concluyó con la descripción el secretario de prensa del poder judicial.
De la misma manera, Pablo Peñasco, fiscal jefe penal a cargo de la acusación pública contó sus expectativas del juicio y como se va a llevar adelante. «Recuerdo cuando era juez de instrucción que no hubo una sola línea de hipótesis que desde el ámbito judicial, policial o de la defensa que no se investigara».
Asimismo, aseguró que esta es una causa muy voluminosa por la cantidad de trabajo que llevó adelante la unidad investigativa, la policía científica, la policía judicial y el juzgado de instrucción entre otras entidades. También hay investigaciones complementarias que surgen de cuestiones informativas, testimonios, análisis de teléfonos, intervenciones, análisis bioquímicos, trabajos de laboratorios, policía científica, cuerpo forense etc.
«A partir de estas medidas de investigación múltiples, nos llevan a conducir que habían elementos de dementes de convicción y de prueba para sostener que los acusados probablemente tuvieron participación en el hecho. Esta es la única hipótesis que tiene sustento probatorio después de esta tremenda actividad de investigación», afirmó con convicción Peñasco.
Pablo, el fiscal, señaló la importancia de no manchar la investigación y esclareció que la única contaminación que hay es natural por la búsqueda de Nélida. Nadie sabía que el cuerpo de la víctima yacía en ese lugar en donde fue encontrado y mucha gente pasó por el mismo. Entonces, esta contaminación es involuntaria y necesaria por el proceso de búsqueda simplemente.
 Para finalizar, aseguró que las personas que se presenten y resulte de su declaración que hay elementos o motivos de sospecha para entender que están sosteniendo una falsedad o ocultado información importante pueden ser investigados penalmente por falso testimonio y recibir sanción penal.
«El otro juicio fue anulado, ahora se van a comparar las declaraciones testimoniales de esas personas que han declarado durante la instrucción formal o la investigación policial con respecto a lo que digan ahora. Y los que no han declarado nunca, se verá la calidad de la información que aporten», finalizó Pablo Peñasco.