Malargüe: Desde Defensa Civil se trabaja en la campaña «Que el verano no sea peligroso»

Comparte esta noticia

La Municipalidad de Malargüe a través de la Dirección de Defensa Civil brinda consejos para evitar incidentes, debido a las altas temperaturas.

Víctor Andrade, director de Defensa Civil, indicó que se trabaja fuertemente en la prevención y en la educación para evitar tanto los golpes de calor como aquellos incidentes, que pueden suceder debido a las altas temperaturas que se presentan. En este sentido, recordó que se debe evitar prender fuego en zonas no habilitadas y de hacerlo, asegurarse de que quede bien apagado, sin brazas encendidas para evitar incendios forestales.

Hizo hincapié en la importancia de respetar la prohibición de bañarse en los cauces de agua, lo que representa un gran riesgo de vida, ya que anualmente muchas personas fallecen debido a esto, ya que existen peligros ocultos en las aguas que, en la mayoría de las ocasiones, son mortales para las personas, como las siguientes:

  • rocas, que ante el impacto provocan la pérdida de conocimiento.
  • sistemas de compuertas, que succionan el agua y pueden provocar la muerte instantánea.
  • la baja temperatura del agua, que puede ocasionar un shock térmico.
  • la corriente, que en muchos casos es muy veloz.

Andrade anunció además que Malargüe se suma a la campaña “Verano Saludable” para cuidar a los adultos mayores. Esta campaña de promoción de salud, lanzada por el Gobierno de la Provincia, reúne una serie de tips y recomendaciones para nuestros adultos mayores. Con temas como mantener una buena hidratación y una alimentación adecuada, cómo prevenir el golpe de calor, etc.

A continuación se detallan algunos consejos útiles para afrontar el verano de la mejor manera:

Beber ocho vasos de agua a lo largo del día. Especialmente las personas mayores, a quienes se les disminuye la sensación de sed lo que aumenta el riesgo de deshidratación sobre todo en verano.

Las señales de alerta en un cuadro de deshidratación son: aumento de la temperatura corporal de causa desconocida, sequedad de mucosas y de piel, disminución de la cantidad de orina, cansancio injustificado, somnolencia, dificultad respiratoria y constipación.

Golpe de calor: Prevenirlo es simple. Además de mantener a la persona bien hidratada, durante todo el día, es recomendable usar calzado y ropa ligera, preferentemente de algodón. Si tiene que salir es importante un gorro o sombrero, el bloqueador solar y una botella con agua resultan ser aliados saludables.

Entre las 11 y las 17, hay evitar la exposición al sol y realizar actividad física, por tiempo prolongado. Otro tan básico como esencial es ventilar la vivienda, evitando el confinamiento en habitaciones cerradas.

Recordemos que el golpe de calor se produce por el aumento de la temperatura corporal en días muy calurosos, por exposición al sol o por exceso de actividad física en ambientes calurosos o pocos ventilados, al punto que el cuerpo pierde agua y sales esenciales para su buen funcionamiento. Entre sus síntomas más comunes figuran: fiebre, sed intensa, sensación de calor sofocante, piel seca, dolor de estómago, falta de apetito y náuseas, dolor de cabeza, mareos y hasta desmayos.

Si algo de esto ocurre, es vital concurrir al médico, intentar bajar la temperatura del cuerpo con paños fríos o con un baño en agua helada, ingerir agua; permanecer en un lugar fresco y ventilado, y no consumir medicamentos antifebriles.

Fuente: Municipalidad de Malargüe