Malargüe: El simulacro de emergencia aeroportuaria se realizó exitosamente

Comparte esta noticia

Este viernes se desarrolló un simulacro en el departamento de Malargüe. En el mismo participaron distintos organismos de la comunidad. Todos los concurrentes aseguraron que se realizó de forma muy positiva.

La Administración Nacional de Aviación Civil se unió en colaboración con YPF, Defensa civil, Hospital Regional, Policía de Mendoza, Bomberos, Vial, Comisaría, Gendarmería nacional entre otros, para realizar esta imitación de una emergencia en los aeropuertos.

Según el comunicado oficial el primer paso del simulacro fue que la aeronave, en este caso la DHC-6- se declare en emergencia comunicándose con la torre de control. A continuación, la misma da el alerta a través de sirena y por frecuencia HT. Es en este momento en donde se activa el PEA, Plan de Emergencia Aeroportuaria. La persona a cargo de activarlo y pedir cooperación de los organismos es el Jefe del Aeropuerto.

Dentro del Aeropuerto intervienen los primeros medios como bomberos, EANA, Policía e YPF. Por su parte, el personal de salud concurren al punto de reunión donde se les dará la orden de ingreso a la zona de siniestro una vez que los bomberos puedan controlar el incendio en caso que lo hubiese. Las tareas relacionadas con la salud son muy sensibles y en muchas ocasiones algunos minutos pueden empeorar o mejorar notablemente la situación. Es por eso que la organización de clasificación de victimas la realizará el primer profesional médico que llegue a la zona.

En el simulacro del 17 de septiembre del corriente año se contemplaron a 12 personas accidentadas, de los cuales 3 fallecieron, 3 salieron ilesos y 6 requirieron traslado hospitalario. Este último punto es el más importante porque el traslado de los evacuados requiere de mucha participación de los organismos de salud. Esto es así porque no siempre se los trasladan a un lugar correcto debido a la complejidad que sea necesaria.

Una vez liberado el accidentado se dió por finalizado la emergencia. La finalidad de este tipo de ejercicios es buscar, identificar y poder tratar errores en el proceso. A pesar de que, según señalaron, en un accidente real las presiones son mucho más grandes, es importante poder practicar ante lo inevitable.

En este sentido, el rol de la prensa es muy relevante. Los periodistas tienen un papel muy fuerte en situaciones de extrema delicadeza como estas y por eso es importante dar la información acotada y segura para mantenernos todos informados pero bajo la fuente de los datos. Por eso, en el simulacro también participaron los cuerpos de periodistas y la prensa de la municipalidad.

El Director regional noroeste, comentó que esta actividad tiene jurisdicción para Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, Córdoba, Santiago del Estero, La Rioja, San Luis, San Juan y Mendoza. Del Plan PEA participan 25 aeropuertos de los cuales hay 16 controlados entre los que se encuentran algunos internacionales como el de Mendoza, Córdoba, Salta y Tucumán, y otros también controlados pero locales, como es el de Malargüe.

Dentro de el simulacro, el rol de este señor es de veedor. «Yo visualizo y hago correcciones que se han producido en el simulacro para la mejora continua de los ejercicios», aseguró. Si bien su tarea es la de evaluar mediante la observación activa, afirmó que todavía es muy pronto para realizar un análisis de los resultados. Pero, no olvidó destacar que la participación de las distintas organizaciones involucradas fue muy positiva.

«A la prensa se le involucró y fue para brindar la información que se pueda en el momento. A veces hay que esperar al jefe de aeropuerto para que brinde datos correctos», habló sobre el rol del periodismo.

El director regional asegura que lo principal es que este Plan es complejo y por lo tanto los actores deben estar muy preparados para los procedimientos que se realizarán ante una emergencia. Por eso, en el caso de un código rojo con un paciente que necesite traslado a una atención de mayor complejidad, es importante prepararse adecuadamente.

Los centros de coordinación de emergencia existen en todo el país, la autoridad aeronáutica rige bajo todo el OACI, Organismo de Aviación Civil Internacional, y dentro de la normativa en todos los aeropuertos de la República Argentina.

Roque Vásquez, es el jefe de aeropuerto de Malargüe. Su tarea a desempeñar es decidir poner en marcha el Plan acordado una vez que se identifica la emergencia. En su opinión, el operativo fue satisfactorio gracias a la respuesta esperada de quienes intervinieron.

«Tenemos la suerte de tener el aeropuerto ubicado dentro de la ciudad, y ante una emergencia por más que fallen las vías de comunicación, seguramente en 10 minutos tenemos respuesta por la cercanía», agregó Roque con expresión de tranquilidad.

Otro de los organismos involucrados fue el Hospital de Malargüe. Yolanda Carbajal, su directora, confirmó que fue muy positivo realizar un simulacro para aprender y poner en práctica el equipo de salud.  «La llamada al 911 entró en tiempo y forma y las ambulancias estaban listas en 5 minutos», contó.

Además, a pesar de ser una simulación hay que tener en cuenta la protección de la comunidad en general, es por eso que Yolanda agradeció a la policía y fuerza aérea por el apoyo. Desde este último organismo se dictarán cursos para capacitar en aeroevacuadores a los médicos del Hospital de Malargüe, actividad que sin dudas complementará este simulacro realizado.

«Evacuaron a un paciente y un médico nuestro pudo participar de la evacuación con él, en primera persona. Pueden volar y ser parte de los rescates y nos suma como equipo médico», consolidó la directora del Hospital. Por último, no olvidó mencionar que sí hay errores que limar pero el equipo se mostró a disposición.

Por otro lado, el encargado de la policía de Mendoza, Andrés Oro, también participó. De manera breve señaló que a pesar de no ser de su jurisdicción, se trabajó con la parte externa para realizar los cortes y desplazamientos desde el Hospital al aeropuerto y viceversa.

La finalidad es realizar un traslado de los damnificados de la manera más rápida y segura posible, apoyando a la salud como prioridad. «Los efectivos que estaban trabajando en sus guardias normales no tenían conocimiento de que se iba a realizar un simulacro y aún así, la respuesta fue muy positiva», concluyó.

Para finalizar, la última persona involucrada que realizó una evaluación temprana del simulacro fue Nicolás Giglioni, encargado de la Defensa Civil. Este organismo actúa como brigadista en la situación específica de sacar y evacuar a las personas accidentadas, y subirlas a las ambulancias de ser necesario.

Todas tienen un rol asignado por la sociedad y por las actividades que las competen. Es por eso que a mayor cooperación y compromiso para con los malargüinos, la respuesta va a ser cada vez mejor.