Se inauguró la sede de la lista 503A y Ojeda realizó un importante discurso para los malargüinos

Comparte esta noticia

El intendente de Malargüe, Juan Manuel Ojeda, dio su discurso de campaña. Acompañado por la precandidata a concejal y la precandidata a Senadora provincial, expresó sus gestiones durante este año y como va a continuar su cargo de ser elegido.

Pamela Rodríguez es Técnica en Comunicación Social y es precandidata a Concejal. En su breve introducción, hizo hincapié en la importancia de llegar al Consejo Deliberante para acompañar de la mejor manera a Ojeda. «Necesitamos que el Concejo vuelva a tener las puertas abiertas para quienes lo necesitan», aseguró.

De la misma manera, Jesica Laferte, precandidata a Senadora Provincial afirmó la importancia de la diferencia de edades. Aquellos que ya llevan tiempo en la política le brindan a otros experiencia y los jóvenes por su parte, vitalidad. «Hay mucha gente nueva que representa una  necesidad y problemática distinta por la que hay que luchar», declaró.

A continuación, la precandidata enfatizó en la importancia de que cada vecino no sea un número o un voto aislado, sino una persona con un significado de vida. «Nos une un sentimiento y una pasión y es sacar a Malargüe adelante», dijo con firmeza.

Para terminar con su discurso, Laferte no olvidó lo complejo que fueron estos tiempos en relación a la situación de público conocimiento del Covid-19 y confirmó que el municipio tiene una economía abierta desarrollada donde 16 mil malargüinos ya están vacunados. Lo importante es que los derechos no sólo sucedan en la ciudad sino también en la zona rural y por eso pidió fervientemente que la acompañen en esta campaña. «Si me dan la oportunidad de ocupar esta banca no sólo será de representación sino también de participación ciudadana», concluyó la precandidata.

Posteriormente realizó su presentación el Intendente Juan Manuel Ojeda. Al comenzar, se sensibilizó por todo este periodo de los pocos encuentros cara a cara que han habido y aseguró que lo principal de la política es poder ver presencialmente a los vecinos. «Yo no siempre voy a decir sí, pero aun diciendo no, te lo voy a decir en la cara», dijo.

«Soy malargüino y vecino, es parte de mi y del departamento. voy a salir hasta el último día. Decir la verdad como corresponde en la cara, no quiero dar un simple discurso político sino como vecino. La política para mi es un estilo de vida porque tiene transformaciones», continuó con la idea.

Por su parte, comentó sobre las principales obras realizadas en toda su gestión como Intendente del Departamento de Malargüe. Al comenzar su relato, explayó sobre una experiencia que tuvo hoy con un inversor de cerro colorado, en donde se le quedó la camioneta al Intendente en la nueve y recordó cuando a sus 12 años venía de la escuela gendarme y cuando miraba ese cerro pensaba en que le gustaría que hubiese un centro de esquí.  A pesar de los sueños hasta el día de hoy, Ojeda no se puso un centro pero lo principal de esta historia es el potencial que tiene el suelo argentino y que no se ha aprovechado.

Increíblemente lo observado por el Intendente fue 1,25m de nieve en agosto. Por eso, declaró «quiero popularizar la nieve. Siempre fue algo para las personas de clase alta. Nosotros podríamos aprovecharla, tenemos que enfocarnos en el turismo. Es una lástima contar con 52 mil hectáreas de propiedad municipal que hasta el día de hoy no se han utilizado para nada», consolidó el Intendente.

Esta experiencia le sirvió como pie para ejemplificar que uno viene con proyectos y vive de la política. Porque la política, según Ojeda, es trascender en el tiempo con objetivos positivos que generamos en el otro. Sin embargo, comenzar con una idea no siempre es sencillo y en la política aún menos. En el caso de Juan Manuel, a los 3 meses de comenzada su gestión comenzó la cuarentena que tanto frenó su actividad política y tuvo que rearmar sus propuestas. «No era crear proyectos, era sobrevivir», dijo.

Una de las primeras acciones que realizó Ojeda fue cambiar las ayudas de $1500 o los bolsones, para mejorarlas. Por eso, creó y desarrolló el famoso y reconocido programa de $12000 y no terminó allí sino se autoconvenció que lo necesario para salir adelante era el trabajo. «Hoy hay un programa desde hace 5 meses para que la gente gane su plan social pero trabajando», contó al respecto.

«No es lo que quiero pero es lo que puedo y es lo que otros pudieron y no hicieron. Es mentira que todos los políticos trabajamos por Malargüe, hay que demostrarlo con hechos concretos y no generando trabas», explicó el Intendente que hizo mucho énfasis en los 60 días que no hubo quorum. Sin embargo y a pesar de todo, el no se tomó vacaciones porque a pesar de no tener para pagar los sueldos lo relevante era salir a dar la cara y buscar alternativas para que todos puedan cobrar.

Permaneciendo con las mismas temáticas apuntó directamente a las manos negras que buscaban sacar a Ojeda de la peor manera, apelando a la crisis y declarando en medios de comunicación y redes sociales. Pero no todo fue malo, en la peor crisis de la historia del departamento de Malargüe  y recibiendo sólo el 10% de recursos históricos, el municipio realizó numerosas obras dedicadas a los servicios básicos.

Por eso, el funcionario contó que el municipio tuvo años de $130 dólares el barril de petróleo y el año pasado fue de sólo $8,80. No sólo esto, sino que también con 10 veces más necesidades que hace 15 años atrás. Debido a esto, el trabajo es mucho y es poco el tiempo para dedicar a las críticas políticas que carecen de razones.

De la misma forma, el Intendente continuó su relato sobre la situación por el Covid-19 y la pandemia. La salud sin dudas fue una temática de la cual se dio a hablar en todo el país. En Malargüe después de mucho tiempo se logró tener una terapia intensiva como corresponde, con todas las comodidades, las cantidades de camas. «Frente a la emergencia de la situación logramos darle trabajo a gente que logró organizar, acompañar y estar ahí en terapia».

«Fuimos noticia a los 30 días con la inundación después de 30 años que se nos produjo sobre el arroyo del Matadero. En la noche de la crecida les dije esa noche métanle máquina a ese puente». ¿Es más importante un puente o una inundación a nuestros vecinos? Es el principal interrogante que tuvo en cuenta el funcionario para la toma de decisiones, siempre pensar en los ciudadanos del departamento que necesitan soluciones concretas y rápidas.

De todos modos, a pesar del covid y de las críticas, la temporada de verano anterior fue muy positiva. El festival del chivo tuvo a más de 150 mil espectadores. Con artistas bien pagos, tanto locales como nacionales y como si fuese poco, sin hechos de inseguridad. El consumo fue muy bueno y la temporada culminó como algo inolvidable.

Luego de esto, llego el 19 de marzo. La fecha clave para todos en la Argentina y en el mundo. La cuarentena era un hecho en este territorio. En un comienzo se pensó que el objetivo era equipar hospitales, pero los recursos no llegaban y por eso comenzaron a decidir que persona iba a terapia intensiva. A pesar de todo, en Malargüe, esto no pasó. Y aunque no llegaron los respiradores de la nación o del Pami, este departamento fue uno de los primeros en tener un caso de coronavirus pero se aisló, se realizó la burbuja y tuvieron que pasaron 4 meses para recibir otro caso. Eso fue porque los malargüinos evidentemente fueron responsables con los cuidados sanitarios que se pidieron.

«A los dos meses, en mayo, vino lo más catastrófico para el vecino, los vencimientos de los contratos de la Opep a nivel internacional y la caída rotunda del petróleo», de la misma manera que se nombró anteriormente el precio y la cotización del petróleo fue muy poco y por esa razón todos sabemos que afecta a los sectores más importantes. El municipio sufrió 10 meses consecutivos de déficit y se salió de eso con mucho trabajo. Luego de este mal tiempo económico, tuvimos un 30% de aumento del básico de todos los empleados municipales y ahora los aguinaldos.

Las obras públicas que fueron realizadas en todo el departamento principalmente fueron destinadas a los servicios básicos de electricidad, gas, agua. Y no fueron realizadas megaobras por megaempresas sino que el secreto era generar desarrollo a partir de obras públicas de pequeñas empresas locales. Por ejemplo lo realizado con la Brea y la Cureta.

Otro gran ejemplo es la obra del adoquinado del Barrio Belgrano que tanto tiempo se ha ido pidiendo, es una obra que se inició en la gestión de Juan Manuel Ojeda y que se terminó de pagar en la misma. Se retraso por la situación de cuarentena pero se va a terminar de hacer. No sucedió lo mismo con el zoom del Barrio Martin Güemes que se inició en otra gestión pero que no se pago nada por lo que esta nueva intendencia tuvo que hacerse cargo de ese dinero.

«Yo decidí no ser Alberto Fernández y hacer este tipo de eventos masivos porque tenemos que dar el ejemplo, las obras están hechas a pesar de que no se hizo una apertura masiva», contó firmemente. De una manera similar a lo que pasó a nivel nacional, un funcionario del Intendente Ojeda realizó un asado y por eso el mismo decidió echarlo, a pesar de que hoy sea candidato no fue una buena situación para predicar con el ejemplo.

Volviendo a dar su parte del discurso en relación al coronavirus y la emergencia sanitaria, más allá de las crisis la esperanza siempre fue algo muy presente. Se logró en el municipio que a los enfermeros, 45 técnicos del hospital y 32 del área de salud recibieran una ayuda de $15000 para cada uno de ellos. Debido a esto, pueden cobrar un poco mejor y se reconoce todo el valor y el esfuerzo que hicieron para que los ciudadanos salgan adelante con su salud.

«No pinté plazas para poder priorizar e invertir en salud y en terapia. Se pierde una elección por no pintar una plaza pero duermo tranquilo cuando en mi departamento no hubo que elegir a quien ponerle respirador y a quien si», afirmó Ojeda.

A continuación, Juan Manuel contó que quiere generar un parque industrial porque las empresas se van a poder instalar allí, y por eso es importante el apoyo de los concejales en el consejo deliberante. Si las decisiones se toman rápido también rápidamente se pueden realizar obras. «Generar Patamora, Vacamuerta, nosotros tenemos que comprometernos y realizarlo», confirmó.

Según lo comentado por Ojeda, de forma similar a un negocio inmobiliario se generó la red del procrear que hizo una vivienda y no le puso gas. Por eso es importante estar en esos detalles y no dejar que los vecinos luego pasen frío en invierno o no puedan contar con los servicios básicos.

«Después de 3 años prácticamente de tener un proyecto en stand by se acaba de culminar la primera etapa en Colonia Pehuelche, casi $9 millones la primera etapa y la obra ya hoy esta terminada por la municipalidad de Malargüe en plena pandemia», estos son los pequeños y grandes logros de los que habla el Intendente.

«El miercoles de la semana que viene estamos visitando 2 etapas de Colonia Peheunche, dos etapas de una obra que va a ayudar a mas de 120 vecinos para que el próximo invierno tengan mejor calidad de vida. Mas de 25 millones de pesos en esa obra. Sigo sin hacer plazas, porque las obras básicas son los servicios básicos, agua, gas, electricidad. La pintura se va, la calidad de vida no», continuó con su relato.

De la misma manera se realizaron 3 obras de agua por un monto aproximado de $30 millones, la ampliación de la Pampa Pahuanco, Bicentenario y Las Roicas, plaza potalizadora.  Estas obras están casi terminadas o bastante avanzadas para que al continuar con la gestión si el Intendente es elegido, se puedan concretar y concluir. Con el proceso de realizar veredas y cunetas sucede algo muy parecido ya que no hace falta comprar hormigón si en el departamento de Malargüe si hay recursos y material como las piedras que son usadas.

El 6 de septiembre comienza la gran obra del Skatepark para jóvenes. La juventud es una franja etaria que necesita atención para tener un lugar de contención en relación al deporte. En otro orden de ideas también se realizará el cementerio que a diferencia de otros, se hará plural para que los vecinos puedan utilizarlo sin pagar los grandes montos de uno privado pero con la misma calidad y condiciones. Esa obra comenzó el día de hoy.

«Lo mejor esta por comenzar. No es lo mas cómodo para trabajar esta situación de emergencia por eso se vienen buenos tiempos y vamos a poder empezar a crecer», dijo fervientemente el Intendente.

Otra obra pública renombrada y realizada por esta gestión son las cloacas, que fueron prometidas y nunca realizadas por otras gestiones. El dinero ya lo tiene el municipio y la cloaca en Malargüe es una realidad.  A pesar de no tener un gobierno nacional en paralelo si se tienen técnicos que trabajan, un intendente que se enfrenta a los problemas y habla con los vecinos.

«No voy a hablar mucho de Portezuelo, vamos bien, vamos a dejar que se vaya haciendo. Hay que recordar que tuvimos una ley a favor de la minería. El gobernador Suarez y el legislador nos apoyaron en el proyecto con una mayoría. 1 sola persona presidente del partido justicialista, Darío Carmona, quien salió al otro día a objetar la minería. De ahí muchos dirigentes peronistas lo apoyaron y en Malargüe nos quedamos sin minería. Se los digo a los dirigentes ahora, dejen de pagarles a los medios para que nos peguen, pónganse a trabajar y defender Malargüe que nunca lo hicieron», citó el Intendente destacando una de las principales trabas para su trabajo.

Sin dudas hay que luchar contra la pobreza y cambio cultural generacional sino que vivir luchando contra los medios que les han pagado. «Yo no he querido pagar $250 mil para salir 20 minutos en una radio nacional es una vergüenza, porque con esa plata compro la mitad de un camión de cemento para hacer veredas», continuó.

Mañana cuando el gobierno cambie esos medios también van a tener que cambiar y eso no esta bien. Los medios que hoy enfrentaron a este gobierno no han sufrido ni van a sufrir pautas municipales de parte de Ojeda, a pesar de ser la Radio Malargüe, medio municipal y provincial.

Finalmente, Juan Manuel Ojeda no se quedó con todo lo malo y destacó que hay que seguir trabajando porque los candidatos son buena gente, gente de bien y malargüinos que es lo principal.  «Vamos a intentar resolver problemas. Si perdemos a la gente entonces no le interesó todo lo que realizamos,  marquemos la diferencia. Malargüe va a poner un cambio a nivel nacional. Hay que dignificar el trabajo y mejorar condiciones, dejar de hacer negocios y que la plata rinda. Nos vamos a equivocar, pero no me voy a ir, voy a ser siempre consiente que son un vecino mas del departamento. Lo mejor esta por venir porque las cosas ya están hechas», cerró el Intendente.