Polémica por un acuerdo para «privatizar» la reserva de El Sosneado

Comparte esta noticia
El diputado provincial de Ciudadanos por Mendoza, Mario Vadillo, pidió al Poder Ejecutivo que determine la nulidad del convenio que la Secretaría de Ambiente firmó con las empresas Sominar S.A y Luncay S.A en el año 2018. En concreto, mediante el mismo se les concede durante 5 años la concesión de una Reserva Privada entre las áreas naturales protegidas Laguna del Diamante y Laguna del Atuel.
Para Vadillo el acuerdo le permite a la firma privada desarrollar «una gestión direccionada a sus propios intereses económicos, ya sea restringiendo el acceso o delimitando el mismo a determinando zonas, caminos áreas para su conveniencia». Por eso pidió la “nulidad” del convenio para la nueva Reserva Natural Privada en El Sosneado.
“También puede provocar cambios en el área protegida para mejorar sus áreas de riego o para aprovechamiento de las aguas subterráneas o incluso proyectos a futuro. En concreto se adueña por la posibilidad de disposición un polígono de 138.000 hectáreas ubicado entre medio de las áreas naturales protegidas Laguna del Diamante y Laguna del Atuel”, argumenta.
En realidad, la iniciativa provincial surgió en el año 2018 y tenía como objetivo lograr un modelo similar al que se aplica en la Reserva Villavicencio. Con ese objetivo se firmó un convenio para ampliar la zona natural bajo protección que va desde las áreas naturales protegidas Laguna del Diamante y Laguna del Atuel.
«La creación de la nueva reserva genera expectativas respecto del desarrollo económico de la región, puesto que facilitará el acceso público a esa zona de alto valor turístico», aseguraban desde el Ejecutivo luego de que el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance, y el exgobernador Alfredo Cornejo.
Respecto a las dudas que expresa Vadillo sobre los intereses del particular y los fines que le puede dar a ese territorio, el acuerdo aclara que será la Dirección de Recursos Naturales Renovables de la Secretaría «quien autorice las actividades propuestas por las empresas y promoverá el relevamiento de senderos y atractivos en el corredor turístico que se da entre la Reserva Natural Laguna del Atuel y la Reserva Natural Laguna del Diamante, para su futuro desarrollo en el marco del turismo sustentable».
«Las empresas aportarán los recursos necesarios –humanos, técnicos, de infraestructura, de movilidad, de logística– para una adecuada atención de los visitantes que ingresen al área y coordinar la operatividad de turnos de visitas, tanto para escuelas como otras instituciones y grupos especiales (turísticos, deportivos, culturales o recreativos) que se conformen, en función de lo que la Dirección de Recursos Naturales Renovables establezca para las diferentes temporadas y el desarrollo de programas especiales», adhiere.
Fuente Info ya!